Juliaca

Sobrevivientes exigen justicia, asumen que la fiscalía actúa a favor de los imputados

Exigen justicia. Los padres de la joven Amelia Calsín Calsín (25), quien habría sido asesinada por su propia pareja y su familia el 6 de septiembre de 2018, exigen que el Ministerio Público no tome el caso y que continúe la investigación.

Según Serafín Calsín Pacompía, padre de la desgraciada mujer, Héber sería René Mollo Quispe, quien vivía con la joven y la mantuvo en la ciudad de Macusani (Karabay) hasta su muerte por problemas familiares.

Sin embargo, las autoridades y el imputado afirman que Amelia se suicidó ingiriendo una sustancia tóxica debido a que encontraron veneno en la zona al retirar el cuerpo.

Pese a ello, los familiares aseguran que le realizaron pruebas en un laboratorio, las cuales determinaron que el cuerpo no contenía ninguna sustancia extraña, por lo que se trató de un feminicidio.

“Exhumamos el cuerpo y enviamos 17 muestras a la ciudad de Lima. El resultado muestra que no había veneno en ningún órgano; Debido a esto, su pareja la asesinó ya que habría ataques en su cuello y cabeza. Mataron a mi hija a golpes”, dijo el padre.

También lamentó que la fiscalía no tuviera intención de proceder con el dictamen y se pronunciara a favor de los imputados. “Esta familia es minera y tiene dinero; Me imagino que los fiscales fueron comprados”, agregó.

ABOGADO

El abogado de la familia, Wilson Quispe Ojeda, indicó que el tribunal tendrá una audiencia hoy, ya que las protestas en Macusani vieron declinar el caso. Después de una pelea, dijo, se reabrió el caso y se exhumó el cuerpo.

“Los fiscales pretenden volver a archivar el caso a pesar de mostrar más pruebas que las versiones que han dado. Exigen justicia para la familia humilde”, dijo.

Fuente: Diario Los Andes

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba